viernes, 4 de noviembre de 2016

Partido Comunista Argentino


Para ser dichoso hay que tener, por ejemplo, la suerte de nacer en Córdoba y quedarse a vivir allí para siempre. La dichosa suerte de transitar la juventud durante los años sesenta, de protagonizar el Cordobazo siendo estudiante de la Facultad de Derecho y militante del Partido Comunista. La suerte dichosa de quien aprovecha esos vientos inmejorables para impulsarse con devoción a los mares gemelos de la música y el periodismo, con destino de amor, casamiento y título de abogado

Pero también tormenta y naufragio. La desgracia de caer junto a sus camaradas al pozo infernal de la dictadura, de soportar los tormentos infringidos en La Perla, de sobrevivir recordando a quienes no se salvaron. Más un año preso en la cárcel de Caseros, tan sólo visitado por esa mujer que semana a semana viaja para verlo, siempre con la asistencia de las compañeras y compañeros del Partido

Salir de ahí para volver de inmediato a la lucha, a los habeas corpus interpuestos en auxilio de otros arrestos y apremios ilegales, a la defensoría legal del sindicato de prensa, a la enseñanza de la justicia como tribuna de combate al servicio de la clase trabajadora

Libre para merecer el más amplio respeto de la comunidad universitaria, política, gremial y profesional. Libre para gozar del canto y la guitarra de las peñas, reuniones y juntadas donde sus dos metros de gigantesca estatura se hacían presentes, componiendo entrañables conciertos para voz, pipa, sonrisa y canas. Libre para crear y criar tres hijos, y otras mil maravillas

Me encuentro entre quienes tuvimos la suerte, la dicha de contarnos entre las amistades del querido Luis Reinaudi, a quien seguiré recordando como lo recuerdo hasta el día de hoy, como siempre
 
La brevísima entrevista que sigue a continuación lo pinta casi de cuerpo entero. No puedo dejar de agregar la tragicómica anécdota que cuenta que encapuchado y esposado en el asiento de atrás del Falcon, sin saber quiénes ni adonde se lo llevaban, el Luis se durmió. Llegando al campo de concentración, uno de sus secuestradores lo despertó de un cachetazo en la cabeza:
 
Milico: ¿Pero cómo te vas a dormir justo ahora que te vamos a matar?
 
Luis: Y... Razón de más  
 
JBE
 
 
 
 

viernes, 23 de septiembre de 2016

Las flores al poder




El jardín musical florecido durante la primavera de los años 60 y 70 es tan frondoso, que no deja de sorprenderme con el descubrimiento de nuevas especies. En este caso se trata del británico Steve Tilston, en cuya raíz de influencias folklóricas brillan las texturas vocales, poéticas y guitarreras de Nick Drake, Bert Jansch, John Martyn, Ian Anderson, Richard Thompson, Donovan, Cat Stevens, Lennon, McCartney, Harrison y Dylan

Tras la edición de su primer disco en 1971, una de las muchas revistas especializadas publicó un reportaje donde el cantautor se mostraba preocupado por cómo la popularidad podría afectar la naturaleza de su obra. Cierta pareja de lectores envió entonces a la redacción una carta manuscrita personal en donde le expresaban que, según su propia experiencia, la fama, el dinero y las demás vicisitudes derivadas del éxito, no modifican en esencia la percepción emocional del mundo que nutre la composición artística. Terminan dejando su número de teléfono, la palabra LOVE y dos caritas dibujadas. Firmado: "John & Yoko"

La carta tardó treinta y pico de años en llegar a sus manos, y dio pie a la película “Danny Collins”, protagonizada por Al Pacino

Adiós invierno 2016. Bienvenida seas, primavera


Green toothed gardener


I was a green toothed gardener
And she a wealthy lady
She bought my onion necklace
and my time

And she came to me with mornings
She didn´t lay a mad my roses
And she paid me very hansdome
For my time

And the gardener yes I am
Oh let me believe
I will nurse your flowers
In my hands
Oh the gardener yes I am
 
I did plant a rose of daysies
And I watched them with my hours
Yes she paid me very handsome
for my time

And lightly, free and open
we did drink that you call laughter
and we laid down together
for a time
 
And the gardener yes I am
Oh let me believe
I will nurse your flowers
In my hands
Oh the gardener yes I am

And the bride
It grows
around
my trees
I could not see
Oh no no no no no
Could not see

I don´t touch the flower of garlic
The memory of this linger
To bring on wanted tears
to me time

And my lady she proved falsely
On bretahless sicked Lily
Neglecting on my daisys
And my time

And the gardener yes I am
Oh let me believe
I will nurse your flowers
In my hands
Oh the gardener yeas I am

And so much true was therefore
Embrace a bit of winter
My lady left my garden
And my time

And they say I´m free for wandering
I can plant me teethed wanting
But all I grow in my garden
is my time
 
And the gardener yes I am
Oh let me believe
I will nurse yur flowers
In my hands
Oh the gardener yes I am
 
And the bride
It grows
around
my trees
I could not see
Oh no no no no no
Could not see
 
Now I was a green toothed gardener
And she a wealthy lady
She bought my onion necklace
And my time
 
*

Yo era un jardinero dientes de parque
Ella una dama de buen pasar
Ella compró mi collar de cebollas
Y mi tiempo
 
Llegó con las mañanas
Sin ánimo de joderme las rosas
Y me pagó muy generosamente
Por mi tiempo
 
Y sí, yo soy el jardinero
Dejá que crea
Que voy a cuidar tus flores
Entre mis manos
Sí, yo soy el jardinero

Planté un monte de margaritas
Y las observaba con mis horas
Y sí, ella me pagó muy generosamente
Por mi tiempo

Y en calma, libres y abiertos
Bebimos de lo que llama a la risa
Y nos acostamos juntos
Por un tiempo

Y sí, yo soy el jardinero
Dejá que crea
Que voy a cuidar tus flores
Entre mis manos
Sí, yo soy el jardinero

Y una corona de novia
Creció
Alrededor
De mis árboles
No podía verla
Oh no
No podía verla

La flor de ajo ni la toco
Porque su memoria permanece
Para sacarme lágrimas
En mi tiempo

Y mi dama resultó medio trucha
Respecto de las lilas ahogadas y enfermas
No le dio bola a las margaritas
Ni a mi tiempo

Y sí, yo soy el jardinero
Dejá que crea
Que voy a cuidar tus flores
Entre mis manos
Sí, yo soy el jardinero
 
Y por lo tanto había mucha verdad
En aceptar el invierno
Mi dama abandonó el jardín
Y mi tiempo

Dicen que soy libre de vagabundear
Puedo plantar mis dientes donde quiero
Pero todo lo que hago crecer en mi jardín
Es mi tiempo

Y sí, yo soy el jardinero
Dejá que crea
Que voy a cuidar tus flores
Entre mis manos
Sí, yo soy el jardinero
 
Y una corona de novia
Creció
Alrededor
De mis árboles
No podía verla
Oh no
No podía verla

Yo era un jardinero dientes de parque
Ella una dama de buen pasar
Ella compró mi collar de cebollas
Y mi tiempo

Steve Tilston
(1971)




JBE
2006 La Antigua Guatemala
2o16 San Telmo
Con la colaboration de Silvanita
e inconcluso
Añadir leyenda

 

jueves, 18 de agosto de 2016

Partido Comunista del Uruguay


 

E .5.......................5.......................
A ....7.........7.............7....................
D .......7.......................7........7........
G ..........6.......................6..............
B ...................5.............................
E .................................................

A
se asoma su maleta pensativa
no sabe si habrá sitio para todo
ahi tiene que entrar toda su vida
pero ella aun no encuentra de qué modo

D                               Bm
va plegando camisas y recuerdos
A
coloca entre los sueños sus zapatos
D                                Bm
dobla el abrigo sobre los afectos
                                  E
y no quiere que quepan los retratos

 
D                     Bm
y el cielo está tan gris
Bm/A                        E
y las palmeras tan derechas
A
tan derechas

que difícil va a ser la despedida
reconstruirá sola su maleta
tras este salto seguirá su vida
como le sigue el hilo a la cometa

repasa el equipaje como ausente
ya sabe que no habrá ninguna meta
que el pasado termina en el presente
y que el presente empieza en su maleta

y el cielo está tan gris...

se asoma su maleta pensativa
no sabe  si habrá sitio para todo

repasa el equipaje como ausente
ya sabe que no habrá ninguna meta
que el pasado termina en el presente
y que el presente empieza en su maleta

D                              Bm
dejando  afuera el mundo conocido
A                                       E
con gesto inexorable, con mano de firmeza

y el cielo está tan gris
y las palmeras tan derechas
tan derechas

Ana Prada
(2006)
 
 
 

viernes, 12 de agosto de 2016

Chau Robert




En la madrugada de hoy falleció Roberto Vallarino, quien el verano pasado había cumplido 84 años

Para los que fuimos su familia, sus camaradas, sus amigos, el pesar de la partida se consuela en la gratitud profunda de haberlo conocido, de haberlo querido y disfrutado mucho. Nos toca dejar que el sol de este viernes porteño suba y baje, remontándonos por los lugares y momentos compartidos a la luz incandescente de su compañía

Lo conocí en los albores de mi adolescencia, hacia el final de la dictadura, cuando apenas ingresado a la actividad política tuve la suerte de trabar amistad con Ricky, su hijo mayor. Roberto era a su vez gran amigo y compañero de mi viejo. El nexo entre los cuatro era el Partido Comunista, cuya militancia se educaba desde antaño a tomar ciertas medidas de seguridad, algunas muy rigurosas como ser la dirección, el teléfono y a menudo la identidad, tal es así que “Roberto” era en realidad un pseudónimo escogido para despistar a los perseguidores de “Ricardo” padre

La apertura democrática no significó bajar la guardia y pasar a prescindir de las normas de precaución. Pero en el mutuo caso de los Vallarino y los Echegaray su secreto domiciliario comenzó a tambalear cuando Ricardo y yo empezamos a cruzarnos misteriosa y reiteradamente a bordo del 126, navegando por Directorio rumbo al centro. Ricky subía antes que yo, pero a mi altura el bondi llevaba ya la mitad del recorrido. Sin embargó resultó que éramos vecinos del mismo barrio de Flores, que su parada era la anterior a la mía y que vivíamos a tres cuadras

A finales de los ochenta Ricky suspendió sus estudios de medicina, cazó una mochila y enfiló hacia el norte bordeando la Cordillera. Después del Machu Pichu recaló en Ecuador, adonde le hice llegar a través de Roberto una carta estampillada con un boleto capicúa de la línea rojiblanca que va de San Justo hasta el Correo Central. Antes del viaje nos habíamos juntado a almorzar en un restaurante de la calle Bonorino, a medio camino entre su casa y la mía. Por esos días se estrenó Los Intocables, que las vitrinas de la Avenida Rivadavia promocionaron de modo estupendo con una serie de afiches individuales para cada protagonista principal: “Kevin Costner es Elliot Ness”, “Sean Connery es Jim Malone”, “Robert De Niro es Al Capone”. Supongo que a partir del comentario apasionado de la película fue que a Roberto empecé a llamarlo “Robert De Niro”, o simplemente Robert. Además de la voz, la buena figura física y el Partido, padre e hijo tenían en común su afición por el tabaco y acostumbraban comprar cada mañana y cada uno por su cuenta dos atados de Marlboro que con plena nitidez recuerdo apilados uno encima del otro sobre la mesa de aquel último encuentro. Tres años más tarde, recién vuelto de las Islas Galápagos, él y su novia se encontraban en Mar Del Plata trabajando como extras de cine, cuando el escape fatal de un viejo calefón a gas los sorprendió tendidos en la cama, durmiendo para siempre juntos el sueño del amor eterno

Zulema, la mamá de Ricky, nunca logró sobreponerse a la tragedia. Yo heredé por ella y Robert un cariño de hijo que creció a medida que pasaba el tiempo y se sucedían los cumpleaños, las navidades y otros lindos motivos de festejo. Pero además el destino nos tenía reservada la oportunidad de reunirnos con mayor frecuencia entre el 2010 y el 2012, cuando entre los tres recopilamos y escribimos la biografía política de Robert, titulada “Medio siglo militando”. Un trabajo hermoso que en ese lapso me permitió visitarlos semana a semana en el departamento de José Bonifacio, adonde llegaba desde Quilmes en un tándem de tren y subte, aprovechando la distancia de Varela hasta su hogar para repartir mi ruta entre las callejuelas encantadoras del famoso barrio de Las Casitas Baratas, construidas en el Bajo Flores durante la primera presidencia de Perón. La caminata concluía sin dejar jamás de hacer un alto en el chino para comprar una botella de buen tinto que nos mandábamos con la comida, después del laburo

Dicha experiencia fue un curso intensivo en historia argentina al cabo del cual pude conocer y comprender mejor la labor del PC y del conjunto de las organizaciones populares involucradas en la lucha gremial, estudiantil, vecinal, parlamentaria, y del rol ejemplar cumplido por el Partido en su permanente intento de unirlas, tarea en la que el propio Robert había destacado al punto de convertirse en un mediador indispensable para la conformación de distintos frentes e iniciativas como la derogación de las leyes de impunidad

Creo haber aprendido también que los viajes al interior del ayer sirven para desanclar el porvenir de un ahora mareado de desaciertos, aciertos, grandes éxitos y estrepitosos fracasos. Bucear en busca de respuestas, sumergirnos a contemplar la vida submarina de nuestros más adorables tesoros y más magníficos transatlánticos. Pronto es preciso salir a la superficie y respirar con confianza en el horizonte, reimpulsados en la idea de construir y embarcar nuevas balsas

Zule se fue en el invierno del 2014. En este despedimos hoy a Robert. Nadie mejor que él para burlarse de su propia muerte. Si ahorita le preguntara “¿Cómo estás?”, respondería: “Si te digo mal, estoy fanfarroneando…”

Ya es bien de noche tarde, es sábado. Chau Robert




 

viernes, 22 de julio de 2016

A Rusia con amor




Hace no mucho, en marzo de este año, referí aquí la notable exposición que un diputado del parlamento ruso perteneciente a la bancada comunista ofreció en el local de Callao, donde tantas generaciones de militantes porteños se aventaron a la vida política

Allí se remarcaba de entrada el énfasis que el propio compañero hizo acerca de que la casta empoderada en el gobierno de los Estados Unidos y sus socios del imperio capitalista mundial siguen teniendo como uno de sus principales objetivos geoestratégicos la destrucción de Rusia

El intento por desplazar a Rusia de las Olimpíadas de Rio de Janeiro comprueba esta tesis

 *

Si los proclamados ideales de democracia, no intervención, libertad, igualdad y fraternidad hubieran sido respetados por las potencias del imperio capitalista mundial que tanto los proclaman, otro sería el cantar del mundo

Si la Revolución Rusa –como la China, la Cubana, la Nicaragüense y la Salvadoreña por mencionar sólo algunos otros ejemplos– no hubiese sufrido el ataque criminal impuesto con alevosía por dicho imperio durante décadas, guerra a guerra sin parar y esparciendo alrededor del mundo mediante dictaduras cívicas, militares y mediáticas la persecución, la muerte, la ignorancia o la tergiversación absoluta de lo que dichos procesos significaban y significan para el conjunto de la humanidad, los pueblos del mundo seríamos mucho más inteligentes

No lo somos, de ahí gran parte de nuestros atrasos, decadencias y problemas sociales, políticos y económicos de todo tipo 

*

Si Rusia, una de las delegaciones deportivas más envidiables del planeta, no participa de los Juegos, las Olimpíadas simplemente no tienen razón de ser. La prohibición de las y los atletas rusos es una nueva violación al espíritu olímpico

Si Rusia no participa, yo tampoco, y no pienso ver ni una sola carrera, un solo salto, ni un solo lanzamiento y menos que menos un partido de vóley, fútbol, básquet o lo que puta sea
 

Comandante Yelena Isinbayeva

jueves, 14 de julio de 2016

Promesa de Brujas




Cuánto gusto, cuánto miedo me da poder decir que por fin volví a ver una película de terror que vale la pena, una película de veras que ha logrado hacer recagar en las patas hasta al maestro Stephen King. Su protagonista principal es una rubia actriz argentina que se las trae y está literalmente basada en cuentos populares del folklore inglés, como esta vieja canción de Jethro. La última escena es uno de los mejores epílogos de la historia del cine, y es sin duda alguna el más tremendo, el más temido


Prestame tu oído mientras te llamo tonto
Fuiste besado por una bruja una noche en el bosque
Y más tarde insistías en que tus sentimientos eran verdaderos

La promesa de la bruja se acercaba
Creyendo que él escuchó mientras volabas riendo

Hojas caídas, rojas, amarillas, marrones
Son todas iguales
Y el amor que encontraste quedó afuera en la lluvia
Lavado por el agua, curando sus dolores

La promesa de la bruja llegaba
Y vos mirando para otro lado en busca de tu propio beneficio

Seguí buscando, seguí buscando un lugar para estar
Pero perdés el tiempo, ellas no son tan estúpidas como él
Mientras tanto las hojas siguen cayendo
Sos demasiado ciega para ver

No lo vas a tener fácil ahora, es lo justo
Estaba dispuesto a dar todo por vos, no te importaba
Estabas esperando más, pero ya habías tenido tu parte

La promesa de la bruja está dando vuelta
Por lo que no esperes despierta hasta que venga
Porque va a llegar tarde…

Ian Anderson
(1972)



jueves, 23 de junio de 2016

Partido Comunista de Colombia, Tercer Día de Invierno





Uno de los hechos sociológicos más geniales de estas últimas décadas en Argentina es la afluencia de mujeres y hombres provenientes de Colombia. Al menos en Buenos Aires dicho fenómeno es palpable de manera gratificantemente fácil. Los guardias de seguridad del pub Gibraltar son lo más, y también unas empanadas con huevo duro entero que cierto domingo tuve la suerte de comprar y probar en la Feria de San Telmo

Dedico esta nueva entrada a algunas de las muchas personas y organizaciones de personas que, desde tal o cual lugar en particular, cada quien a su modo y poderío concreto, han contribuido con su militancia a la firma de los Acuerdos de Paz que en estos días dan por finalizado el conflicto entre el Ejército Popular de las Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia  y las tropas regulares del mismo país, provisoriamente firmados en La Habana en compañía de Raúl Castro y un conjunto de testigos importantísimo

La dedico a mi partido, el Partido Comunista de la Argentina, a Patricio, quien/es tuvo/tuvieron personal y colectivamente los huevos de defender esa revolución política, económica, militar y diplomática enfrentando todas las adversidades que la época imperial impuso, e impone, con una fuerza mellada por esfuerzos múltiples como estos, que si somos piolas sabremos aprovechar para quebrar de una buena vez

La dedico a Don Gabriel García, mi gran maestro, a Carlos Vives, a los hombres y mujeres del FMLN salvadoreño, que me enseñaron lo que es la guerra y la paz

La dedico a mi pueblo en su lucha, que no es por el volver al más reciente atrás -que fue bueno, muy bueno e imprescindible- sino por el adelante, que nadie sabe cómo es, porque nadie sabe cómo es el comunismo, la revolución socialista argentina, que como la norteamericana, será la mejor 

Te la dedico a vos, sorete de cualquier tipo o costumbre, sea que aún te mantengas a lo viborita de nuestro lado, o ya estés del otro. Yo ya te gané hace mucho, te gané de entrada

A vos que siempre estuviste enfrente

Dedico entonces esta entrada victoriosa, esperanzada, precavida, atenta y prudente a la comunidad colombiana argentina, y a mis compas del PC, en especial a Silvanita, mi compañera, por cuya felicidad, plenitud, alegría y camino libre, yo vivo. Porque esa es mi lucha, mi vida entera

A quien se interponga contra esto: le daré muerte

¿Cómo?

Como un disparo
Como un libro
Una palabra
Una guerrilla
Como doy el amor

Nadie jamás me jode más, ni un puto segundo
 
 
 

viernes, 20 de mayo de 2016

Brasil & Defensa




Colectivamente hablando nunca como ahora nos hemos sentido tan cerca de Brasil. Es un amor popular hasta la médula, con todo y lágrimas. De ahí que la pena secará, y que de entre los mil surcos por donde ahora escurre, lo recobraremos todo



Mañana, bien de mañana
Voy a salir a caminar sin rumbo
Sólo voy a seguir la dirección
De una estrella que vi en el cielo
Para qué fingir
Que no debo ir
Caminos me lleven
Adonde quisieren
Si mis pies dijeren
Que sí

Veo a alguien siguiendo más allá
Lo saludo con ademán de sombrero
Pues sin importar de dónde viene
Puede ser algún juglar
Que va y viene
Siempre sin nadie
Caminos te lleven
Adonde pudieren
Si tus pies lo quieren
Así

Incluso apartándome de vos
Sé que no te dejaré olvidarme
Pero intenta comprender mis razones

Ya hace un tiempo en que viví
Hecho línea de un carretel
Miré a mi alrededor
Entonces me vi
Prisionero de un anillo
No resistí
Fue mucho mejor partir
Peligros me esperan
Abrigos no quiero
Que mis pies decidan
Por mí

Incluso apartándome de vos
Sé que no te dejaré olvidarme
Pero es nuestro deber
Hacer canciones

Almir Sater
(1996)

lunes, 25 de abril de 2016

Ella también





Todo comenzó una madrugada de marzo del 2014 en la Guardia del Hospital Avellaneda de San Miguel de Tucumán, adonde una mujer joven llega buscando asistencia para sus dolores abdominales y hemorragia vaginal, dando comienzo a una serie de maltratos psicofísicos dirigidos a inculparla en el origen de su cuadro clínico. El primer informe médico indica que se trata de un aborto espontáneo. Ella no sabía que estaba embarazada

Al despertar del legrado se encuentra rodeada por un grupo de policías abocados a la tarea de “inspeccionar” su intimidad femenina. Una abogada integrante de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, explica que “cualquier mujer que llega a un hospital con un aborto en curso, sea provocado o espontáneo, está protegida por la confidencialidad de la relación médico–paciente, que impide a todo el equipo de salud denunciarla”

Nunca volvió a su casa. La Fiscalía de la provincia le dictaminó la prisión preventiva, fue arrestada en plena sala de internación y soportó dos años de calabozo esperando su juicio. En el transcurso del proceso la causa fue caratulada como “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía” pese a que no existe prueba que la vincule con un supuesto feto encontrado en el baño del sanatorio el día de su llegada. Tampoco hay pruebas de que ella misma provocara el aborto, mucho menos de haber asesinado a alguien

Enésima historia de una mujer pobre que, además de privada de los medios necesarios para la manutención económica, es marginada de sus derechos médicos y legales. Los equipos jurídicos dispuestos a llevar su caso solicitaron decenas de miles de pesos que su familia no pudo juntar, y así fue que días antes del debate oral se quedó sin defensa

Los tres hombres integrantes de La Cámara Penal de Tucumán encontraron a la acusada culpable y el pasado 19 de abril la condenaron a 8 años de cárcel

Belén tiene 27 años
 
JBE
  

sábado, 23 de abril de 2016

Renato Teixeira




Se ve al fondo de los ojos
La gente no vale nada
Somos nudo en la madera
Somos gente inadecuada

Confórmese compañero
Agárrese a su dinero
La construcción de esta vida
Es la de un picapedrero

Yo tengo cantado mucho
Por este Brasil entero
Que más parece una pena
Olvidada en el tintero

Yo tengo cantado mucho
Hecho aguja en un pajar

Los versos sólo permiten
La aridez de la cantera
La lengua se calla, mansa
Por miedo a ser bolasera

El remo se hunde en el agua
No hay viento en las banderas
La vista se posa en las copas
Como tristes costureras

Yo tengo cantado mucho
Por este Brasil entero
Que más parece una pena
Olvidada en el tintero

Yo tengo cantado mucho
Hecho aguja en un pajar

Y cuando llegue la noche
Pregúntale a tu almohada
Cómo pesa la cabeza
En kilos de desespero

No tengo nada con eso
Ni siquiera llegué primero
Apenas toco la viola
Como cualquier brasilero

Yo tengo cantado mucho
Por este Brasil entero
Que más parece una pena
Olvidada en el tintero

Yo tengo cantado mucho
Hecho aguja en un pajar

Renato Teixeira
(1978)



lunes, 18 de abril de 2016

Partido Comunista do Brasil




Ando despacito porque ya tuve prisa
Llevo esta sonrisa porque ya lloré de más
Hoy me siento más fuerte, más feliz, quién sabe
Sólo tengo la certeza de que sé muy poco
O nada sé

Conocer las mañas y las mañanas
El sabor de las masas y de las manzanas
Es preciso el amor para poder latir
Es precisa la paz para poder sonreír
Es precisa la lluvia para florecer

Pienso que cumplir la vida sea simplemente
Comprender la marcha e ir tocando al frente
Como un gaucho viejo arriando al rebaño
Cada día que pasa por la larga calle voy
Calle soy 

Conocer las mañas y las mañanas
El sabor de las masas y de las manzanas
Es preciso el amor para poder latir
Es precisa la paz para poder sonreír

Es precisa la lluvia para florecer

Todo el mundo ama un día, todo el mundo llora
Un día la gente llega, otro día se va
Cada uno de nosotros compone su propia historia
Cada ser lleva en sí el don de ser capaz
De ser feliz

Conocer las mañas y las mañanas
El sabor de las masas y las manzanas
Es preciso el amor para poder latir
Es precisa la paz para poder seguir
Es precisa la lluvia para florecer


Ando despacito porque ya tuve prisa
Y llevo esta sonrisa porque yo también lloré
Cada uno de nosotros compone su propia historia
Cada ser lleva en sí el don de ser capaz
De ser feliz

Almir Sater
(1991)





miércoles, 13 de abril de 2016

Athos Fava





La sonoridad magnífica de su nombre suscitaba por sí misma un aura de respeto, ni qué decir cuando además venía acompañada por el honor de tratarse ni más ni menos que del Secretario General del Partido Comunista
 
Seguramente ese nombre formó parte de mi entorno íntimo desde bien temprano, pero más seguro aún es que mi admiración se acrecentó cuando en abril de 1982, en plena Guerra de Malvinas y con sólo trece años, una chica me invitó a firmar la ficha de afiliación a la Federación Juvenil Comunista

Mis años mozos de militancia coinciden con la figura de su liderazgo y con las movilizaciones populares que empujaron la retirada de la dictadura. Y con lo que por entonces pasó a llamarse “la vuelta de la democracia”, muletilla que bajo su impronta infantil de reyes magos sigue hasta hoy disimulando la profundidad infernal del foso donde a punta de pistola fueron llevados millares de jóvenes que en su corta vida militante encarnaban la evolución política y revolucionaria desarrollada al cabo de un siglo de luchas obreras, campesinas y estudiantiles, que encarnaban las expectativas económicas y más ampliamente culturales de liberación e independencia del poder hegemónico mundial

El encubrimiento de la tragedia bajo la noción pueril, frívola y fraudulenta de “democracia”, explica las razones profundas de por qué la última mayoría de votos consagró en la presidencia y su entorno a los responsables y beneficiados empresariales de la bancarrota nacional y del genocidio consumado desde la aparición de la Triple A

Su nombre evoca la labor desplegada por el PC para intentar unir las fuerzas que hubieran sido necesarias para detener el golpe, que luego debió dedicarse a socorrer, asistir, hospedar y defender en todo sentido a quienes lo necesitaron, fueran o no del Partido

Su nombre nos recuerda a los centenares de hombres y mujeres comunistas asesinados, desaparecidos, encarcelados y afectados en otras formas no menos despiadadas por el plan de exterminio y saqueo que impuso el clan cívico, militar y paramilitar a través del terrorismo de estado
 
El nombre de Athos Fava está fundido a esta heroica generación de compañeras y compañeros, pero también a las anteriores, a las que se encargaron de fundar y fortalecer las primeras organizaciones sindicales obreras, a las que inspiradas por la Revolución de Octubre fundaron nuestro Partido, a las que pese a todo tipo de persecución macartista siempre fueron hermanas solidarias del pueblo radical y peronista. A las que antes y después juntaron apoyo para combatir al franquismo, a los nazis, a los yanquis invasores de Corea, Cuba, Vietnam, Nicaragua, El Salvador. A las que en mitad de los ochentas nos sumamos a la Plaza para neutralizar los levantamientos carapintada y sus reclamos de impunidad. Las que hicieron del Partido Comunista la única organización política capaz de revisar con implacable espíritu autocrítico sus posicionamientos discursivos ante la junta militar, y la única querellante en los juicios de lesa humanidad cometidos en su paso criminal por el gobierno. Las que marchamos contra las leyes de amnistía y privatización, las que resistimos el menemismo, las pioneras en la construcción una tras otra de innumerables experiencias unitarias como el Frente del Pueblo, Izquierda Unida, el Frente del Sur, el Frente Grande. Las que luchando contra la burocracia sindical impulsaron la formación de la CTA. Las que se opusieron al duhaldismo y a la Alianza. Las que confluyeron con el kirchnerismo en el NO al ALCA y la derogación de las leyes del olvido y el perdón
 
Las que se integraron al FPV, votando contra la derecha y contra Macri: las que hoy piden la inmediata renuncia de Macri

Las que bancan a Cristina a muerte
 
Comodoro Py
 
Voy a recordarlo como parte indispensable de esa larga y tremenda historia, pero también por la suerte de haber sido un camarada relativamente cercano a sus últimos años de incansable activismo. Yo estaba en la redacción de Nuestra Propuesta cierta tarde en que se apareció enfrente de mí con una sonrisa de oreja a oreja y extendiéndome una copia del suculento borrador de su último trabajo escrito: “Quiero conocer tu opinión”

Así fue como nos empezamos a juntar los viernes por la tardecita a la vuelta de su casa en Monte Castro, más precisamente en la pizzería “San Pedro” de Álvarez Jonte y Bermúdez

Desde San Telmo hasta la otra punta de la ciudad hay una hora y chirolas en el 53, casi un viaje al otro mundo. Allí nos encontrábamos. Yo lo aprovechaba para escuchar sus opiniones sobre diversas cuestiones, en particular sobre su mayor preocupación, que era la guerra permanente impulsada por los siniestros grupos multimillonarios gringos y europeos. Por lo tanto su frente de batalla principal apuntaba a revestir todo el arco reivindicativo de la lucha política con una sólida capa de conciencia  pacifista
 
 
 Athos Fava murió ayer, martes 12 de abril de 2016, justo en el 95° Aniversario de la fundación de la FJC, en vísperas de una demostración muy contundente del gran potencial revolucionario que anida en el pueblo argentino y que él vivió para fecundar

Había nacido el lunes 30 de noviembre de 1925 en Alberti, provincia de Buenos Aires. De su amor con María Agresti nacieron Viviana y Marcelo, a través de los cuales llegaron Mariano, Pablo, Nahuel y María Laura, y de entre ellos Lisandro y Amanda, por ahora
 
 
Viva la Patria
Viva el Partido Comunista
 
JBE
Una de sus fotos favoritas
a los 60 años con sus dos primero nietos

miércoles, 30 de marzo de 2016

De vuelta en la URSS




“Estados Unidos, un país nacido en 1776, el mismo año de la fundación de nuestro Teatro Bolshoi, pretende venir a enseñarnos cómo vivir…”, ironizaba el diputado comunista Andrey Evgenevich Klychko durante la charla ofrecida antenoche en el CEFMA*, enfocada en reiterar que “la ambición del imperio norteamericano sigue siendo destruir Rusia”

Y a punto estuvieron de conseguirlo, a fines del siglo pasado, si no hubiera sido por la resurrección casi inmediata del ex Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) prohibido en 1991 y vuelto a fundar en 1993 al calor de las luchas populares originadas durante la catástrofe que sobrevino tras la muerte del socialismo y la entrega total del país a los monopolios occidentales. Partido Comunista de la Federación Rusa que para tremenda sorpresa de los sepultureros del comunismo pudo haber vuelto al gobierno ya en 1996, cuando su flamante líder, Guenadi Ziuganov, obtuviera el 40,7% de los votos para presidente pese a las gravísimas irregularidades electorales que hicieron ganador a Borís Yeltsin, gerente favorito de EEUU y la Unión Europea

Enumeremos algunos efectos de la “terapia de shock” aplicada entre 1991 y 1999 en la patria de Isinbayeva. Se cerraron más de 30.000 empresas, se fugaron 3 trillones de dólares, se redujo el nivel de vida a una tercera parte quedando 20 veces por debajo del nivel medio de EEUU. Cuarenta millones de personas cayeron en la pobreza absoluta. Las tasas de decrecimiento económico llegaron al –20%, la inflación superó el 1.000%. Falta nomás agregar quizás el explosivo incremento de la criminalidad y el recrudecimiento de las tensiones intra nacionales instigadas por los señores de la guerra

El precio que paga el pueblo ruso por la libertad de rapiña ofrendada a los buitres imperiales en nombre del fin de la utopía, es sencillamente devastador. Nuestro camarada  destacó un terrible ejemplo de los estropicios de este terremoto económico: “El negocio de importación de alimentos ha dejado al abandono 42 millones de hectáreas de tierra cultivable –Una Argentina y Media– y así Rusia, un país potencialmente capaz de producir alimentos para mil millones de personas, debe en la actualidad importar carne, frutas, papas...”

El cuadro explica muy fácilmente el renacimiento de las esperanzas depositadas en el Partido y por qué “hoy el 90 % de la opinión pública rusa –contó el joven diputado– recuerda con lamento la época funesta que va desde la perestroika hasta la desintegración de la URSS y odia a personajes como los Yeltsin y los Gorbachov que patrocinaron su derrumbe”. De Gorbachov contó que allá “es considerado un burdo traidor que no puede salir a la calle y se ve obligado a festejar sus cumpleaños en Berlín o Londres”, en donde yo agregaría que el único respeto que todavía le queda es por su famosa mancha de nacimiento en la pelada 

*

Desazón generalizada que también explica el surgimiento de Rusia Unida, el partido de Putin, fundado para contener esta mezcla de bronca y nostalgia en un partido nuevo que, recuperando algunos símbolos y conquistas del pasado soviético, fuese capaz de seguir conduciendo la nación por el rumbo neoliberal en marcha. Algunas de estas medidas fueron la restitución oficial del himno soviético (con un texto modificado por el mismo autor del original) y la re estatización del petróleo, uno de los tantos recursos naturales constitucionalmente consagrados como propiedad del pueblo. Derecho de propiedad que algunos funcionarios de gobierno se toman tan en serio que cobran salarios de hasta 50 mil U$S por día

Leyó bien

O sea que agregando presentismo y AUH redondeamos unos 20 palos verdes al año. Por algo Rusia es el segundo país del mundo con mayor número de multimillonarios. Argentina anda por el puesto 25°, nada mal pensando en la impostergable distribución de riquezas prevista para la próxima ofensiva popular, esta vez sin excusas de ningún tipo 

*

“La única manera de salvar al pueblo de esta encrucijada es por izquierda” dijo Andrei, y para ello “el Partido tiene que estar dispuesto a tomar las riendas del gobierno porque sólo un giro a la izquierda puede sacar al país del pozo en que está. No va a quedar otra, y por eso es que estamos abocados a seguir ganando apoyo”

Con alrededor del 30 % de los votos totales obtenidos en la última elección, el PCFR es la segunda fuerza política detrás de Rusia Unida, con una bancada de 92 diputados sobre 450 parlamentarios que integran la Duma o Cámara de Representantes. El Partido gobierna en Novosibirsk, la tercera ciudad más poblada de Rusia y principal centro científico, financiero, industrial y cultural de Siberia 

*

“El PCFR apoya la política internacional de Putin sobre la intervención en Siria, que ha permitido detener el avance de las fuerzas invasoras genocidas y bloquear algunas carreteras por donde ingresa el armamento que las asiste. Sobre la situación planteada en la hermana Ucrania, es preciso no olvidar que allí se produjo una revolución de color apoyada por la CIA y los demás servicios de inteligencia de la OTAN, la que terminó imponiendo un gobierno explícitamente fascista, con esvásticas y todo, que inició una casería de brujas contra toda persona simpatizante al partido o las ideas comunistas. Todo llevó al referéndum de Crimea, donde el 90% de la población votó la separación de la península para anexarse a Rusia. Tenemos muy claro que la intervención militar no resuelve ninguno de estos problemas, y por lo tanto nuestra principal acción es tomar parte en la asistencia de las víctimas de uno y otro conflicto” 

*

La visita concluyó en un intercambio de regalos entre ambas organizaciones, donde el PCFR obsequió al PCA una copia de la misma bandera de la Unión Soviética que los soldados del Ejército Rojo izaron sobre el Reichstag el 2 de mayo de 1945 al cabo de la Batalla de Berlín, que forzó el rendimiento nazi y marcó el fin de la Segunda Guerra Mundial, durante lo cual, como recordó emocionado el compañero, murieron 27 millones de sus compatriotas
 
Esta charla ofrecida en el Centro de Formación Marxista que funciona en la sede del Partido Comunista de la CABA, es otro de los innumerables aportes de nuestra fuerza a la cultura política del pueblo argentino, a la hermandad con los demás pueblos del mundo, a la integración de nuevas camadas de militantes a la revolución socialista en nuestro país
JBE

viernes, 11 de marzo de 2016

Negro




Laureano Ponce y Farid Murzone, colegas de Telesur, escribieron hoy en sus respectivos muros de Facebook:

"Lo conocimos hace unos meses al enterarnos –de casualidad, porque no lo tomó ningún medio– que la comunidad senegalesa argentina venía siendo hostigada por la Metropolitana. Fuimos a la reunión que tenían con los bloques opositores de la Legislatura, donde nos contó del acoso nocturno, los allanamientos ilegales, las golpizas, las actas de secuestro fraguadas para robarles el efectivo y la mercadería

Massar Ba, referente de la lucha afrodescendiente en nuestro país, fue encontrado en la vía pública anoche, muerto a golpes

No es casualidad. Los últimos tres meses se han teñido de racismo y violencia contra la militancia y los movimientos sociales. En Argentina otra vez tenemos que preocuparnos porque grupos de neonazis y fascistas atacan organizadamente a gays, travestis e inmigrantes, se balean locales políticos, se sufren amenazas cotidianas, se reprime. La policía habilita y protagoniza en la mayoría de los casos esta violencia"
 
 
 
 

miércoles, 17 de febrero de 2016

Yo también soy Judío




Yo me llamo Juan Bautista Echegaray Espejo Sánchez Hernández Kanevsky Kot Dojtman Hadida Nejamkis Cohen Szmukler Seidenfeld Rosenblum Della Satzitza

"Hine ma tov u ma naim
Shevet achim gom yahad"

He aquí cuán bueno y agradable es estar juntos
y abrazados como hermanos

Diego & Mateo Kanevsky